Domingo, 24 de junio de 2018
Noticias y protagonistas del negocio exterior de ESPAÑA
Domingo, 24 de junio de 2018
Actualizada el: Viernes, 22 de junio de 2018 22:00
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Redacción
Viernes, 8 de junio de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
CESCE, Riesgo País

Unión Europea, Italia, se abre un período de incertidumbre

La formación de un nuevo Ejecutivo no ha puesto fin a la grave crisis institucional que ha provocado un auténtico cataclismo en el escenario político italiano.

[Img #27851]El veto del Presidente Mattarella a que Paolo Savona, contrario a la moneda única, fuese nombrado Ministro de Economía provocó la disolución del Gobierno formado por los euroescépticos M5S y La Liga Norte. Mattarella encargó entonces la formación de un nuevo Ejecutivo al tecnócrata Carlo Cottarelli, hasta la celebración de nuevas elecciones, previstas para el próximo verano. El Gobierno designado por Mattarella alimentó el discurso antiestablishment de ambas formaciones y catapultó al líder de La Liga, Matteo Salvini, a quien todas las encuestas auguraban una sobrada victoria en estos potenciales comicios. Ante el continuado avance de Salvini y la posibilidad de debilitar sus propias posibilidades electorales, el líder del M5S, Luigi Di Maio, finalmente rebajó la dureza de su postura inicial y negoció la formación de un nuevo Ejecutivo con La Liga que Mattarella pudiese aceptar. Ambos acordaron designar a Giuseppe Conte, una figura hasta ahora desconocida, como primer ministro y se asignaron una vicepresidencia y un Ministerio a cada uno. Salvini será el nuevo Ministro de Interior y Di Maio ocupará el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Económico. La firma del nuevo Ejecutivo, el pasado día 1 de junio, por un lado pone fin a 84 días de negociaciones que han desencadenado la crisis política más grave de los últimos tiempos en Italia; pero por otro supone la llegada del populismo, la xenofobia y el euroescepticismo al poder de la tercera economía de la zona euro.

 

El nuevo gabinete ha traído algo de estabilidad económica al caos vivido en los mercados durante la última semana. La disolución del primer intento de Gobierno disparó la prima de riesgo hasta rozar los 300 puntos básicos y el tipo de interés del bono italiano, especialmente a corto plazo, que mientras a principios de mayo cotizaba al 0,9%, el día 29 llegó a alcanzar el 2,85%, en una jornada de auténtico descontrol. El respiro que han dado los mercados contrasta con la incertidumbre que rodea al nuevo Ejecutivo, ya que el discurso político de ambas formaciones únicamente coincide en su rechazo a las políticas de austeridad fiscal impuestas por Bruselas.

 

En relación al programa electoral… Salvini apuesta por un tipo fijo para el impuesto sobre la renta, lo que supondría una rebaja fiscal de 50.000 mill.€ y, por otro lado, Di Maio tratará de cumplir su promesa electoral de establecer una renta básica universal de 780€ al mes, que costaría a las arcas públicas alrededor de 17.000 mill.€. Si se siguiese el programa de gobierno, esto supondría un aumento del gasto público de alrededor de 100.000 mill.€, equivalente al 6% del PIB; otras estimaciones lo elevan al 10%. La expansión del gasto público supone una clara confrontación con las directrices de la UE, donde miran con recelo al nuevo Ejecutivo e intentan evitar el estallido de una nueva crisis de deuda soberana en los países periféricos. Además de Grecia, preocupa el caso de Italia, donde el nivel de endeudamiento es el segundo más elevado de la Unión (132% PIB) y apenas ha retrocedido en los tres últimos años, más aún teniendo en cuenta el lento avance que ha experimentado la economía, con un crecimiento del PIB de alrededor del 1%. En definitiva, se anticipa un escenario político y económico complejo en el sur de Europa, que refleja las grandes divisiones que ha dejado tras de sí la Gran Recesión y amenaza, una vez más, la continuidad del proyecto europeo.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados