Domingo, 24 de junio de 2018
Noticias y protagonistas del negocio exterior de ESPAÑA
Domingo, 24 de junio de 2018
Actualizada el: Viernes, 22 de junio de 2018 22:00
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Manuel Rodríguez
Martes, 29 de mayo de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
China, un gran receptor de vinos importados

Cómo ven los chinos el vino

Noticia clasificada en: Alimentación - Bebidas

China es el quinto consumidor mundial de vino, y España es el cuarto país importador en ese país, detrás de Francia, Australia y Chile.

[Img #27692]China es el quinto consumidor mundial de vino, y España es el cuarto país importador en ese país, detrás de Francia, Australia y Chile. Los chinos se beben más de 3 mil millones de botellas de vino al año: algo más de 2 botellas por persona y año

 

Aparece aquí el mercado del vino en China, como gran receptor de vinos importados, y con el mayor crecimiento anual del mundo, que le ha llevado a ser hoy el quinto consumidor mundial, a pesar de que los chinos solo beben 1,7 litros por cabeza de media anual, muy lejos de los 7 litros que tenemos de media en el resto de países consumidores.

 

Conquistar el mercado chino no es tarea fácil. España, aun teniendo un vino con excelente relación calidad/precio, debe luchar con la competencia barata local que prima el envase sobre la calidad del vino, y sufrir un arancel que no tienen los vinos australianos y chilenos.

 

Abordar el mercado chino del vino es tarea difícil. El consumo se concentra en las grandes ciudades, pero los canales de distribución son múltiples y complejos, conviviendo estructuras modernas con esquemas primitivos y poco transparentes. Para añadir más dificultades al tema, los gustos del consumidor chino y sus hábitos de consumo, son completamente diferentes a los nuestros. El vino, casi siempre tinto, es un adorno en las comidas y sustituye a nuestras copas en la charla con amigos. Esto favorece el uso de botellas y etiquetas de gran apariencia, en detrimento del contenido, que suele pasar más desapercibido para el consumidor poco entendido. Difícil pues, argumentar calidad, si además tienes que condicionar tu precio a una botella de costo exagerado.

 

La relación entre el precio que recibe el exportador desde España, y lo que paga el consumidor final en China, es enorme, ya que casi se multiplica por 10, por lo que los márgenes son muy ajustados y dan para pocas alegrías. Añadamos a esto, la competencia que realizan Australia y Chile sin aranceles.

 

El vino en las comidas, como todos los alcoholes, se usa en China para brindar en múltiples ocasiones y por los más diversos motivos. Para un chino, es difícil beber vino en las comidas o fuera de ellas, sin brindar a cada trago. La gran mayoría de los consumidores chinos, no entiende de vinos, y se guía por conceptos de marketing como el aspecto de la botella o la etiqueta, que deben ser atractivos y lujosos. Solo el vino francés tiene un plus por su origen, y al final el precio, manda más que el contenido de la botella.

 

Los hábitos de compra también son muy distintos a los nuestros. Por supuesto, ya puede comprarse vino en los supermercados y en vinotecas, pero los canales alternativos tienen mucha fuerza. Es muy importante, la venta a empresas por cajas completas, poniendo estas a disposición de sus Directivos las botellas para su consumo en las comidas de empresa. Es frecuente, llevar el vino al restaurante y pagar solo por el servicio de descorche y copas.

 

No es pues un mercado fácil el que tienen en China los vinos españoles. Se debe invertir tiempo y dinero en su desarrollo multicanal, acertar con el producto, el precio y la presentación. Un esfuerzo enorme para nuestros bodegueros.

 

Autor: Manuel Rodríguez Fernández

Ingeniero industrial y Consultor de negocios para China

empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados