Domingo, 24 de junio de 2018
Noticias y protagonistas del negocio exterior de ESPAÑA
Domingo, 24 de junio de 2018
Actualizada el: Viernes, 22 de junio de 2018 22:00
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Redacción
Miércoles, 18 de abril de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Bankia Estudios

FMI, escenario sin cambios en 2018-19, pero se advierte del enfriamiento global a partir de 2020

España es una de las economías más dinámicas entre todas las avanzadas y la que registra una revisión al alza más intensa.

[Img #27140]El FMI mantiene su escenario de crecimiento estable en términos globales, aunque sí se observan mejores perspectivas de corto plazo para EEUU y UEM. Sin embargo, alerta del enfriamiento a más largo plazo y de las consecuencias negativas de las políticas impulsadas desde el gobierno Trump (sobre todo, la escalada proteccionista)

 

El FMI mantiene apenas sin cambios su escenario de crecimiento para la economía mundial en 2018 y 2019 (3,9% en ambos años) respecto a su informe de enero. Detrás de esta leve aceleración respecto al crecimiento de 2017 (3,8%), se encuentran unas condiciones financieras muy favorables, un crecimiento sincronizado y generalizado entre países y regiones, y la introducción de estímulos fiscales en EEUU.

 

Las economías desarrolladas crecerán por encima de su potencial tanto en 2018 (2,5% revisado al alza en 0,2 p.p. respecto a enero) como en 2019 (2,2%, sin cambios). Destaca positivamente EEUU, donde revisa al alza en 0,2 p.p. la previsión de 2018 (2,9%) y de 2019 (2,7%), básicamente, gracias a las rebajas impositivas introducidas por Trump y al aumento del gasto aprobado por el Congreso para este año y para 2019. El propio FMI advierte del efecto compensación a partir de 2020, cuando el estímulo se revierta y la economía se enfríe hacia ritmos más modestos.

 

El organismo también revisa al alza el crecimiento de UEM para 2018 (+0,2 p.p. hasta 2,4%), de forma generalizada entre economías, gracias a una política monetaria que seguirá siendo muy acomodaticia. En este caso, destaca muy positivamente España.

 

 

El FMI considera que los riesgos sobre el escenario de corto plazo son equilibrados, pero dominan claramente a la baja a más largo plazo, donde la agenda política de la actual administración en EE.UU.  juega un papel clave

 

 

 

El FMI eleva su previsión de crecimiento para 2018, cuatro décimas hasta el 2,8%, y 2019 (una décima hasta el 2,2%). De este modo, España es una de las economías más dinámicas entre todas las avanzadas y la que registra una revisión al alza más intensa. No obstante, el FMI alerta de algunos desequilibrios, que pueden poner en riesgo el ciclo expansivo; en particular, preocupan los elevados niveles de deuda pública y desempleo.

 

El FMI cree necesario un proceso gradual de consolidación fiscal, con el objetivo de lograr superávit estructural primario, que permita reducir el endeudamiento sin dañar el crecimiento. En cuanto al mercado laboral, aunque la tasa de paro seguirá reduciéndose (15,5% en 2018 y 14,8% en 2019), pero todavía muy lejos de los mínimos de 2007 (8%). Al FMI le preocupa la dualidad del mercado, por lo que insta a orientar las políticas activas a mejorar la cualificación y las perspectivas de empleo entre los jóvenes y los parados de larga duración.

 

Entre economías emergentes, apenas modifica el escenario de crecimiento en términos agregados, pero introduce cambios significativos entre regiones. Las mejores perspectivas siguen concentrándose en Asia (un ritmo de crecimiento medio por encima del 6,5% en 2018-19) y Europa (revisa al alza la estimación para 2018 en 0,3 p.p.). Por el contrario, advierte del deterioro a más largo plazo en Latinoamérica, Oriente Medio y África sub-sahariana, ya que el escenario para los exportadores de materias primas sigue siendo delicado y se hace necesario una mayor diversificación de sus economías y adaptarse a la nueva realidad de precios más bajos.

 

El FMI considera que los riesgos sobre el escenario de corto plazo son equilibrados, pero dominan claramente a la baja a más largo plazo, donde la agenda política de la actual administración en EEUU juega un papel clave. En primer lugar, un excesivo endurecimiento de las condiciones monetarias en EEUU, debido a un repunte en las expectativas de precios o salarios, tendría consecuencias sobre otras economías, especialmente entre las emergentes, que podrían verse afectadas por salidas masivas de capitales. Además, una política fiscal demasiado expansiva en EEUU, donde su déficit por cuenta corriente ya excede lo que indicarían los fundamentales, podría ayudar a profundizar los desequilibrios externos ya existentes entre economías. Por último, advierte de que una escalada proteccionista y una guerra comercial entre potencias exportadoras no servirá para corregir los desequilibrios externos del país, sino que introducirá incertidumbre y rebajará las expectativas entre agentes.

 

El FMI considera que es un buen momento para aprovechar la oportunidad y establecer políticas que permitan apuntalar el dinamismo actual hacia un horizonte de más largo plazo, teniendo en cuenta que muchas economías cerrarán el gap de crecimiento respecto a su potencial en 2018-19 y crecerán a tasas más modestas a partir de 2020. En primer lugar, se hace necesario profundizar en las reformas estructurales e introducir políticas fiscales encaminadas hacia el aumento de la productividad y hacia una mayor inclusión laboral. Además, considera que la política monetaria debe seguir siendo acomodaticia en aquellas economías donde la inflación se encuentra lejos del objetivo oficial; mientras que el guidance deberá ser claro y dependiente de los datos si la inflación está convergiendo hacia el objetivo. En aquellos casos de economías creciendo por encima de su potencial, con un elevado déficit por cuenta corriente y una posición fiscal insostenible (EEUU), aconseja, al menos, estabilizar la deuda pública y revertir la política fiscal procíclica puesta en marcha; de hecho, considera más necesario dirigir el esfuerzo actual hacia una mayor inversión en infraestructuras, aumentar la tasa de actividad y reducir la pobreza.

 

[Img #27141]

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados