Viernes, 23 de febrero de 2018
Noticias y protagonistas del negocio exterior de ESPAÑA
Viernes, 23 de febrero de 2018
Actualizada el: 12:04
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Pank Bedaux
Martes, 6 de febrero de 2018
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Una apuesta por la eficiencia

Distribución urbana de mercancías: retos y soluciones

La distribución urbana de mercancías o de la última milla, que cubre el tramo entre el último lugar de almacenaje de un producto y el punto de entrega al consumidor, es un concepto cada vez más relevante en un mundo donde las compras realizadas a través de internet no hacen más que crecer.

La distribución urbana de mercancías o de la última milla, que cubre el tramo entre el último lugar de almacenaje de un producto y el punto de entrega al consumidor, es un concepto cada vez más relevante en un mundo donde las compras realizadas a través de internet no hacen más que crecer. Aunque normalmente se trata de un recorrido breve entro de un proceso más largo y complejo, suele estar rodeado de dificultades. Este artículo de Pank Bedaux, Director de Miebach Consulting en España, analiza cuáles son estas dificultades y qué soluciones se están implantando y se implementarán en los próximos años.

 

Antes de iniciar el análisis de la situación que nos ocupa es necesario destacar el crecimiento del e-commerce en nuestro país en los últimos años. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en el año 2016 en España las compras de productos y servicios por internet alcanzaron una facturación de 24.185 millones de €, un 20,8% más que en el año anterior. En el segundo trimestre de 2017, la subida interanual se concretó en un 23,4%, alcanzando los 7.338,1 millones de €.De acuerdo con el Estudio de eCommerce 2016 elaborado por Elogia y la IAB España, en nuestro país más del 70% de los usuarios online de los cerca de 16 millones que hay en España compra con una frecuencia media de 2,4 veces al mes con un ticket medio de 75€. Estos datos revelan la gran evolución que ha tenido la implantación del ecommerce en España, teniendo en cuenta que en 2013 esta proporción era de apenas un 44% de los internautas (algo más de 11 millones de personas) y que el gasto promedio mensual en 2015 era 5 veces inferior respecto al 2016.

 

Estas cifras son relevantes pero no son más que el inicio de lo que va a venir. Según el European Ecommerce Report 2017 publicado por la Ecommerce Foundation, en el año 2016 el comercio electrónico en Europa facturó 531 billlones de euros, superando predicciones y presentando un aumento del 15% en comparación con el año anterior. En España se espera que el comercio electrónico siga creciendo, pues todavía tiene una cuota de mercado inferior a la de otros países europeos.

 

Top 15 de % de ventas de e-commerce respecto al PIB. 2016

 

[Img #26143]

 

Fuente: EcommerceFoundation, 2017

 

 

Cabe suponer que España llegará a alcanzar a países como Dinamarca o Finlandia, lo que significa que las compras realizadas por internet se doblarían un nuestro país, pues también debe tenerse en cuenta la transición hacia e-commerce por parte de los profesionales y no sólo a nivel personal/ particular. Un ejemplo: en este momento un pintor compra toda la pintura que necesita para una obra antes de empezarla, recogiéndola en una tienda o almacén. En un futuro, el pintor podría tener una aplicación en su móvil que le permita, con un solo clic, pedir un bote de pintura justo antes de que se le termine el que está utilizando y sabiendo que le va a llegar en una cuestión de horas. Este ejemplo podría tener un impacto muy grande en el sector de materiales para la construcción, y es extrapolable a muchos otros sectores (hostelería, recambios, etc.) así como en pequeñas tiendas especializadas.

 

Por otro lado, cabe destacar que los hábitos de compra y el perfil del comprador también están cambiando: éste cada vez es más exigente y cada vez quiere esperar menos tiempo desde que compra un producto hasta que lo recibe en su casa, aunque también dispone de menos tiempo para recibirlo. Cada vez va menos a los comercios físicos y tiende a satisfacer más sus necesidades a través de internet, por lo que el catálogo de productos disponibles on-line es cada vez más extenso (si es que no lo cubre ya absolutamente todo). A su vez, tiende a comprar menos cosas y con mayor frecuencia.

 

Estas tendencias no son pasajeras sino que claramente van a seguir creciendo en los próximos años, generando, entre otras cosas, un incremento drástico de la actividad de distribución de mercancías urbanas. Por ello, es imprescindible que las empresas trabajen en el rediseño de sus redes de distribución si quieren seguir siendo competitivas, mantener el nivel de servicio y, no menos importante, minimizar su impacto en el medio ambiente.

 

Principales tendencias de las entregas de la última milla

 

La distribución urbana está cambiando en los siguientes aspectos:

 

1.         Incremento del número decompras/ entregas, la gran mayoría en zonas urbanas (con las restriccionesy dificultades que ello conlleva en cuanto a horarios, tráfico, contaminación).

2.         Descenso del volumen/ tamaño de los artículos entregados, lo que resta eficiencia al servicio de distribución y lo encarece, además de impactar negativamente en el medio ambiente.

3.         Acortamiento de los plazos de entrega: la entrega el mismo día de la compra es cada vez más demandada por el consumidor, lo que obliga a las empresas a ser ágiles y rápidas.

4.         Particularmente en España: muchas entregas fallidas (el consumidor no está en casa), lo que duplica la actividad de distribución.

 

¿Qué soluciones se están empezando a implantar para combatir estas situaciones?

 

1.         Utilización del big data y las nuevas tecnologías para poder elaborar modelos predictivos de distribución e incrementar la fiabilidad de las entregas (almacenar datos sobre los hábitos del consumidor y tenerlos en cuenta para futuras entregas).Este conocimiento sobre el consumidor permite ofrecerle ventanas horarias más ajustadas, mejorar la productividad e informarle sobre la hora esperada de entrega y también sirve para poder reservar espacio de aparcamiento en sitios con limitaciones horarias, por ejemplo.

 

2.         Pick-up points, city boxes, vehículos con llave inteligente, casas con llave inteligente…:se buscan soluciones que permitan realizar las entregas aunque no haya nadie en casa. Hay varias empresas (Correos, DHL, etc.) que están impulsando la instalación de lockers en oficinas y espacios y edificios públicos. Más avanzadas son aún las iniciativas que dejan la mercancía en el coche o en casa del cliente, accediendo a estos espacios mediante una llave inteligente.

 

3.         Rediseño de redes de distribución: hacia los almacenes urbanos. Se tiende a buscar instalaciones de almacenaje más pequeñas y ubicadas en medio de la ciudad, ya que es la única forma de poder llegar a los clientes en los plazos requeridos. En algunos países como Japón, esto se está concretando en plantas de pequeñas dimensiones con crecimiento vertical, mientras que en España se tiende más a la utilización de plantas bajas y sótanos. Los almacenes urbanos se reservan para los stocks de productos con una mayor rotación o bien funcionan como plataformas de cross-docking. En las grandes ciudades, ya se está invirtiendo en inmuebles antiguos para convertirlos en instalaciones logísticas.

 

4.         Adaptación de las flotas de vehículos hacia soluciones menos contaminantes y más respetuosas con el medio ambiente. Algunos ejemplos son: bicicletas, motos, triciclos, segway para cargas o coches eléctricos. Cuando hablamos de soluciones más sostenibles no nos referimos solamente las emisiones de gases, sino también al impacto de los vehículos en términos de ruido y espacio. Las ciudades están evolucionando para poder ofrecer más bienestar a sus habitantes y el espacio de los vehículos compite con los espacios verdes. Con el uso de vehículos más pequeños y silenciosos se contamina menos y además se gana espacio y tranquilidad.

 

5.         Consolidación de entregas con plataformas tipo Amazon. Amazon no solo vende sus productos sino que además sirve de operador logístico para otras empresas. El volumen de negocio le permite consolidar entregas y así ser más eficiente. Existen también iniciativas impulsadas desde la administración para consolidar entregas en centros de consolidación de mercancías. La idea es que varios operadores logísticos dejen sus paquetes en un almacén urbano para que una empresa de reparto los consolide y entregue utilizando medios de transporte más sostenibles que el clásico camión o furgoneta. A final el objetivo es ser eficiente en el número de repartos, el eslabón más costoso y contaminante en la cadena logística.

 

Un caso práctico 

 

Desde sus inicios, Miebach Consulting ha realizado numerosos proyectos de rediseño de redes de distribución, optimización del transporte y Route-to-Market. Otro tema que empujamos es la colaboración de las empresas para consolidar la distribución y ser mas eficiente. Un ejemplo reciente ha sido el que ha desarrollado para una compañía nacional, A, que se encontraba ante una reducción de volumen de negocio y una atomización de su distribución: debía entregar menos pedidos, más pequeños, en más destinos. La situación era incompatible con su sistema de distribución y transporte tradicional, que había perdido eficiencia en la situación de mercado del momento. MiebachConsulting basó la solución en la colaboración: encontró otra empresa de producción de artículos de la misma gama y que por tanto tuviera un perfil de cliente similar y les propuso un proyecto de colaboración en el transporte de mercancías. De esta forma, la empresa A y la empresa B compartirían gestión y gastos de transporte para entregar sus productos a los clientes, ganando en eficiencia, reduciendo costes y siendo más sostenibles.

 

Pank Bedaux, Director de Miebach Consulting en España

Enlaces automáticos por temática
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados