Viernes, 21 de julio de 2017
Noticias y protagonistas del negocio exterior de ESPAÑA
Viernes, 21 de julio de 2017
Actualizada el: Jueves, 20 de julio de 2017 21:04
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Iñigo Álvarez-Valdés
Lunes, 17 de julio de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Los idiomas, la necesidad actual que nos diferenciará en el futuro

Ya no cabe la menor duda de que lo diferente es lo que más nos atrae. Desde hace mucho tiempo, nos hemos dado cuenta de que las empresas buscan formar un equipo de gente sobresaliente que, de un modo u otro, destaque.

El mercado laboral es cada vez más competitivo y, en la mayoría de los casos, ya no basta con tener una licenciatura ni tener conocimientos de inglés. Hoy por hoy, se busca a profesionales que puedan ofrecer valores y aptitudes que no tengan el resto y aquí, como no podía ser de otro modo, dominar inglés, por no hablar de otros idiomas, juega un papel fundamental. Para las empresas del IBEX españolas, dominar un idioma es poderlo usar en situaciones de trabajo reales (reuniones, negociaciones, presentaciones…) y eso queda muy lejos de lo que la mayoría de los padres entienden hoy en día por hablar un idioma bien.

 

 

A medida que pasa el tiempo, los estudiantes son conscientes del futuro real que les espera y los padres, por su parte, saben de esta necesidad y, por consiguiente, que el mañana de sus hijos puede depender, perfectamente, de una educación distinta, donde el manejo absoluto de un idioma extranjero le ayudará, de forma notable, a conseguir un buen puesto de trabajo. ¿Y quién no quiere eso para un hijo?

 

 

A principios de año, el CIS publicaba unas cifras que deberían asustarnos a todos. En las mismas, se asegura que sólo uno de cada diez españoles domina el inglés, pero, ¿cómo es esto posible si desde hace varias décadas la asignatura de inglés se imparte desde los primeros años escolares? La respuesta es bien sencilla: no es suficiente.

 

 

Aprender un idioma mediante unas horas lectivas a la semana, sin enriquecerlo con complementos como estancias y cursos en el extranjero, no puede hacer, bajo ningún concepto, que lo dominemos al 100%. Actualmente, sólo un 61,2% de los españoles (según el mismo informe antes citado) estudia un idioma extranjero porque es consciente de que lo necesita para su trabajo y esto, de manera irremediable, va a ir incrementándose con el paso del tiempo, ya que esta formación académica no es una opción, sino una necesidad y el 95% de los encuestados saben que conocer una lengua extranjera tiene mucha importancia.

 

 

Por suerte, hoy por hoy, darles este tipo de educación a nuestros hijos es posible porque cada vez son más las empresas que ofrecen estos servicios, en los que estudiar desde unas semanas en el extranjero hasta un curso escolar completo es posible. Los estudiantes tienen la oportunidad de conocer otro modelo educativo, convivir con otras culturas y disfrutar de una enseñanza adaptada a los cambios y necesidades de la sociedad, además de descubrir el mercado laboral que les espera.

 

 

Por supuesto, dentro de estas opciones educativas, lo más importante es que los estudiantes tienen la oportunidad de recibir formación 100% en otro idioma y esta, sin duda, es la forma más efectiva para aprenderlo. Este tipo de experiencias resultan muy beneficiosas para el alumno, tanto a nivel académico, ya que en muchos casos tienen la posibilidad de estudiar en algunos de los colegios más prestigiosos del mundo, como a nivel personal, donde adquieren, sin duda, valores de autosuficiencia, superación, madurez y motivación.

 

 

Las exigencias del siglo XXI vienen, desde hace mucho, pisando fuerte y los padres debemos complementar así la educación de nuestros hijos que, sin duda, les facilitará el camino hacia su futuro profesional. Los idiomas son, sin ninguna duda, las necesidades del presente que nos diferenciarán en el futuro.

 

Iñigo Álvarez-Valdés Director General de ASTEX

 

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados