Lunes, 23 de octubre de 2017
Noticias y protagonistas del negocio exterior de ESPAÑA
Lunes, 23 de octubre de 2017
Actualizada el: Viernes, 20 de octubre de 2017 21:27
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Javier Paredes
Miércoles, 23 de noviembre de 2016
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
España - Turquía

Por que Turquía sigue siendo un mercado atractivo para las empresas españolas

Los acontecimientos vividos en Turquía durante este año no restan interés e importancia al mercado turco para empresas españolas.

Durante el año 2016 han ocurrido en Turquía varios hechos que han incrementado la inestabilidad dentro y fuera de sus fronteras. Atentados con numerosas víctimas, la situación en su frontera con Siria y, sobre todo, el fallido golpe de estado del 15 de julio a cargo de una facción del ejército y sus consecuencias, han ralentizado el impresionante crecimiento económico que Turquía ha mostrado en los últimos 10 años (en el período 2004-2015 ha crecido a medias del 5% anual).

 

Aún con todas estas situaciones en contra, el año 2016 el país ha seguido creciendo a pesar de la caída de sectores importantes como el turismo, pero que tiene un impacto muy inferior al habido en otros países del mediterráneo por contar con una economía mucho más diversificada e industrializada, pero que sí ha obligado al Gobierno a revisar las perspectivas de aumento del PIB para el final de 2016, que ahora sitúa en el 3,2%.

 

Aún con todo, el país ha sido y sigue siendo la 17ª economía del mundo, la 6ª de Europa, una población de cerca de 80 millones de habitantes, un mercado natural de casi 400 millones (formado por los países del antiguo Imperio Otomano) y una población muy joven (el 50% de la población es menor de 30 años), lo que lo mantienen entre los mercados naturales más atractivos para España fuera de la UE. Para nuestro país Turquía sigue ocupando la 10ª posición como destino de las exportaciones, sólo por detrás de 7 países de la UE, EE.UU. y Marruecos (también mercados naturales para España, por tamaño y/o cercanía).

 

El Gobierno turco además, consciente de las consecuencias potencialmente negativas de los hechos vividos durante el 2016, ha llevado al parlamento para su aprobación varios paquetes de medidas económicas para contrarrestar los efectos contrarios al crecimiento continuado vivido hasta hoy, entre otros, una reducción en las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas y los trabajadores, y un nuevo paquete de incentivos a la inversión.

 

Además de las inversiones realizadas por el Gobierno turco en numerosos sectores como el medio ambiente, infraestructuras y energía, en gran parte para adaptar las infraestructuras del país a la normativa de la UE de obligado cumplimiento como candidato a la entrada en la Unión, otros organismos internacionales siguen apostando por el país con fondos para su desarrollo, como puede ser la UE a través de los fondos IPA, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo o el Banco Europeo de Inversiones, que desarrollan desde hace años numerosos proyectos en diversos sectores.

 

A pesar de las circunstancias, durante el año 2016 numerosas empresas han seguido confiando en el país realizando o aprobando inversiones para los próximos años, entre otras Pepsi Co. que abrirá su 6º centro productivo en el país.

 

Situaciones como las vividas en Turquía durante este año alterarían el discurrir normal de cualquier país. Sin embargo el país ha sufrido a lo largo de su historia moderna varias situaciones como las acaecidas durante el 2016, incluyendo golpes de estado, atentados y crisis económicas, de las cuales consiguió salir con rapidez y solidez, experiencias que le permiten adaptarse a los nuevos entornos con mayor rapidez.

 

Como ejemplo, la crisis financiera sufrida por el país en el 2001, que sirvió para racionalizar el sector bancario turco convirtiéndose en uno de los más sólidos de Europa, lo que sirvió también para atraer una gran cantidad de inversión extranjera del sector (entre otros del BBVA y de BNP Paribas), así como de otros sectores.

 

Por supuesto nada asegura que no vuelvan a ocurrir atentados,  ni en Turquía ni en ninguna otra parte del Mundo incluyendo Europa, ni que vuelvan a ocurrir otras situaciones inesperadas que alteren el normal discurrir del país, pero la economía de Turquía es lo suficientemente sólida y el tamaño y capacidad de consumo del mercado lo bastante atractivo como para seguir considerando a Turquía como uno de los mercados con mayor capacidad de crecimiento en el ámbito europeo, y por ende de los más atractivos.

 


Javier Paredes Nachón
Director de CONEXIO CONSULTING en Estambul

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados