Domingo, 28 de mayo de 2017
digital económico del negocio internacional de ESPAÑA
Domingo, 28 de mayo de 2017
Actualizada el: Viernes, 26 de mayo de 2017 21:39
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miguel Cienfuegos
Viernes, 13 de mayo de 2016
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Objetivos y Consecuencias generales de los Tratados de Comercio Internacionales

El Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (conocido por el acrónimo en inglés TTIP) entre los Estados Unidos y la Unión Europea está en la primera línea de la actualidad aunque, filtraciones aparte, no se conoce la letra pequeña y, en virtud de las negociaciones, desconocemos los acuerdos, intereses y argumentos de cada una de las partes.

Pero pese a ello,  ¿qué objetivos básicos persigue un tratado de estas características y qué consecuencias puede tener?  

Entre los objetivos básicos se encuentra, en primer lugar eliminar las obligaciones aduaneras entre la UE y EEUU, en particular en el sector agrícola, donde siguen siendo elevadas. A su vez un tratado de estas características busca reducir, o incluso eliminar, las barreras no arancelarias: principios y reglamentaciones jurídicas que pueden limitar la competencia económica, de cualquier tipo: sociales, referentes a la salud o de orientación medioambiental, financieras, económicas o técnicas, etcétera. Como complemento, debería llevar a una cierta desregulación de sectores estratégicos, como la banca, los seguros, los servicios postales y las telecomunicaciones, etcétera.

Finalmente, otro de los objetivos es regular el recurso al arbitraje, es decir, proporcionar a las empresas privadas el derecho a solucionar las controversias derivadas de la aplicación de regulaciones de los diversos estados acudiendo a estructuras privadas de arbitraje denominadas “mecanismos de solución de conflictos” en lugar de a las jurisdicciones nacionales.

En cuanto a las consecuencias, los tratados pueden ser beneficiosos para el crecimiento económico y la creación de empleo de las naciones que lo integren. Pretenden aumentar la libertad de comercio debido a la supresión de obstáculos comerciales, por lo que aumentarían las oportunidades de hacer negocios dentro del área de libre cambio y ello, fomentaría la creación de empleo en su seno. Por otro lado, también podría servir de catalizador de las negociaciones en curso entre otros países.   Por contra, sin embargo,  se desconocen los efectos que el tratado podría tener sobre determinados sectores e incluso sobre los trabajadores. Dependerá del músculo que cada país tenga para defender sus intereses por encima de otros.

 

 

Manuel Cienfuegos, codirector del Máster en Negocios Internacionales de la UPF Barcelona School of Management

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados