Viernes, 23 de febrero de 2018
Noticias y protagonistas del negocio exterior de ESPAÑA
Viernes, 23 de febrero de 2018
Actualizada el: 16:28
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Antonio García
Martes, 27 de octubre de 2015
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
España - Egipto

Egipto, bajísima participación en las elecciones, escasez de divisas convertibles dificulta las operaciones comerciales

En el largo proceso electoral egipcio, la primera vuelta de las legislativas, celebradas el pasado 18 de octubre en 14 de las 27 provincias, ha sido un rotundo fracaso para el Presidente Abdelfatá Al Sisi, y no por los resultados del escrutinio, sino por la tasa de participación.

Solamente el 26,5% de los votantes se han
desplazado a los colegios, a pesar de los mecanismos empleados para incitar al voto. En las
elecciones de 2011 se registró una participación del 62% y en las últimas presidenciales un
46%. La ausencia en los comicios de los Hermanos Musulmanes explica en parte el
desinterés de la población por estas elecciones. Hay que destacar igualmente el estrepitosa
caída del partido salafista Nur, que apoyó a Al Sisi en su golpe de Estado y que no habría
obtenido ningún escaño en esta primera fase de las elecciones. Otra explicación de la baja
participación electoral es que incluso los partidarios de Al Sisi consideran innecesario acudir
a las urnas.


· La escasez de divisas convertibles dificulta las operaciones comerciales. La cifra de
reservas de divisas en poder del Banco Central hecha pública el pasado mes de septiembre
asciende a 16.300 mill.$, lo que supone que han caído entre un 40 y un 50% con respecto a
las existentes a finales de 2010 (antes justo del inicio de las protestas que acabaron
llevando al derrocamiento de Hosni Mubarak) y apenas cubren el equivalente a tres meses
de importaciones. La caída de reservas se ha producido a pesar de la ayuda financiera que
está recibiendo Egipto de los países del CCG (unos 40.000 mill.$), de una emisión de
Eurobonos de 1.500 mill.$ lanzada con éxito el pasado septiembre y de la incipiente
recuperación del turismo. Los expertos la achacan a que la libra está excesivamente
sobrevalorada, lo que desanima la inversión directa extranjera y perjudica a la
competitividad de las exportaciones. El gobierno ha intentado contener la caída de las
reservas mediante la imposición de controles de capitales para “dificultar” la salida de
divisas. El último de estos controles se estableció el pasado febrero y consistió en limitar los
depósitos en divisas que particulares o empresas podían abrir en bancos comerciales a un
máximo de 10.000 $ al día y 50.000 $ al mes. Además, se instruyó a los bancos comerciales
a que dificultasen la concesión de divisas si iban a financiar importaciones de bienes no
considerados “esenciales”. Estos controles de capitales consiguieron contener el mercado
negro de divisas durante unos meses, hasta que China devaluó el yuan el pasado mes de
agosto. Esa devaluación, que fue seguida de medidas similares por otros países, precipitó
una rápida pérdida de competitividad de Egipto frente a otros emergentes, lo cual llevó a
las autoridades a devaluar la libra en varias ocasiones desde entonces, aunque en
“pequeñas dosis”. La última de estas mini-devaluaciones tuvo lugar a mediados de este mes
de octubre. Pese a ello, la libra sigue estando sobrevalorada y, de hecho, el diferencial
entre el tipo de cambio oficial y el negro es aún de casi un 4,5%: la libra se cambia en los
circuitos oficiales a 8,0301 L/$ pero, a juicio de los expertos, debería devaluarse hasta los
8,75-9 L/$. Las autoridades descartan, por el momento, una mayor flexibilización del tipo 
de cambio, así como permitir una fuerte depreciación de la libra, ante el temor de que
desencadene una espiral inflacionista. Conviene aclarar que, aunque la actual escasez de
divisas está dificultando la vida a los empresarios que necesitan importar bienes, de
momento no está habiendo impagos a los proveedores extranjeros. 

 

Fuente: CESCE

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados