Lunes, 29 de mayo de 2017
digital económico del negocio internacional de ESPAÑA
Lunes, 29 de mayo de 2017
Actualizada el: Domingo, 28 de mayo de 2017 11:59
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio García
Jueves, 3 de septiembre de 2015
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
España-AUSTRALIA

Australia se desacelera

La importante reestructuración del sector minero afecta al crecimiento de Australia

Australia es una de las economías avanzadas que ha mostrado uno de los mejores comportamientos a lo largo de la crisis, impulsada por el auge de su sector minero. Hasta 2014, la industria minera australiana registró un alza notable gracias a la industrialización de las economías emergentes en Asia, especialmente de China, que transformaron drásticamente el mercado mundial de las materias primas. En la última década, el crecimiento de la minería en Australia incrementó la renta real per cápita del país un 13%, los salarios reales un 6% y disminuyó la tasa de desempleo en más del 10%. También generó una importante apreciación del dólar australiano que perjudicó a otras industrias dependientes del comercio exterior, como la manufacturera y la agrícola.



Sin embargo, los precios de las materias primas han disminuido significativamente desde principios de 2014, principalmente debido al descenso de la demanda de China. El precio del metal ha caído un 44% en comparación con su nivel máximo de 2011. Las empresas mineras de Australia, especialmente aquellas que entraron en el mercado en el momento de mayor auge afrontan dificultades cada vez más importantes, que han derivado en despidos masivos de empleados, grandes amortizaciones de activos y paralización o aplazamiento de proyectos. Las actividades de exploración prácticamente se han quedado en punto muerto. Se espera que el descenso de la inversión minera se acelere en 2015 al 20%.



La situación está provocando una importante reestructuración del sector, a la que solo sobrevivirán a medio plazo los grandes proveedores globales, con altos volúmenes de producción, un elevado nivel de eficiencia y bajos costes. Se espera que los precios del mineral de hierro y el carbón se mantengan a un nivel bajo durante los próximos años, debido al exceso de capacidad existente. Las principales empresas mineras no muestran señales de estar recortando su producción, lo que profundiza en el desequilibrio entre oferta y demanda. Algunas de estas empresas incluso han incrementado sus niveles de producción con el objetivo de cumplir con sus presupuestos de ingresos y defender las cuotas de mercado.



Los sectores relacionados, como la construcción y las empresas de servicios -aerolíneas que transportan a los mineros, restaurantes, alojamiento y empresas de servicio de alimentos- también se están viendo afectados. Australia Occidental ya está sufriendo las consecuencias de la recesión: el precio de la vivienda ha disminuido, cae el consumo y el precio de la maquinaria se ha reducido un 50% frente a los precios de la época de mayor prosperidad.



Esta evolución del sector minero tendrá un impacto en el PIB australiano. El crecimiento de Australia durante 2014 se vio impulsado por el aumento del volumen de producción y exportación de materias primas derivado de la considerable inversión en capacidad de los años anteriores. Aunque se prevé que las exportaciones de materias primas se mantengan a niveles elevados, su contribución al crecimiento económico disminuirá debido al descenso de los precios. El impulso previsto del consumo, del 2,6% este año, y la debilidad de la inversión empresarial en otros sectores no será suficiente para devolver la tasa de crecimiento económico a la tendencia anterior. El tipo de cambio del dólar australiano frente al norteamericano, que comenzó a depreciarse en septiembre, ha perdido un 20% de su valor hasta julio de 2015. La depreciación ha beneficiado a sectores como el turismo y otras industrias orientadas a la exportación, como la manufacturera y la agrícola, pero el nivel de depreciación es todavía insuficiente para alcanzar un crecimiento equilibrado. Crédito y Caución prevé una ralentización del PIB al 2,4% en 2015, que podría mejorar una décima en 2016.



El entorno de insolvencia también se verá afectado. En 2008 y 2009, el número de insolvencias empresariales aumentó drásticamente, a pesar de que Australia logró escapar a la recesión. Entre 2010 y 2013, se mantuvo a un nivel históricamente elevado hasta su reducción de 2014. Sin embargo, en 2015 cabe esperar una estabilización o un ligero aumento de las quiebras empresariales. Debido al descenso de la demanda y los precios, algunas empresas mineras decidieron suspender las operaciones deficitarias o han sido intervenidas. Durante el periodo del auge, los contratistas mineros invirtieron grandes cantidades en nuevo equipo que no genera los ingresos previstos, mientras que los préstamos adquiridos para estas inversiones deben ser reembolsados.

 

Fuente: Crédito y Caución

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados