Viernes, 23 de febrero de 2018
Noticias y protagonistas del negocio exterior de ESPAÑA
Viernes, 23 de febrero de 2018
Actualizada el: 21:57
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Nahjla Isaacs Pérez
Lunes, 16 de marzo de 2015
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Entrevista con Park Hee-Kwon Embajador de Corea en España

"Hay mucho potencial de aumentar el intercambio comercial entre España y Corea"

La OCDE prevé un crecimiento de la economía coreana del 4,1% en 2015. La inversión extranjera directa (FDI) en Corea del Sur crece de manera constante y no son pocos los pasos que se están dando para facilitar la entrada a este mercado, un ejemplo, la firma en 2011 del Tratado de Libre Comercio entre Corea y la Unión Europea que ha marcado un antes y un después en sus relaciones económicas y comerciales con España y demás países del continente.

[Img #11460]Corea del Sur abre sus puertas al empresario español generando oportunidades en diversos sectores.

 

Invertir en educación, innovación y apostar por su capital humano son parte de las medidas adoptadas por una nación que como el Ave Fénix supo resurgir de las cenizas, en Corea del Sur no se planteó un camino distinto al desarrollo y el crecimiento después de sufrir las duras consecuencias de la guerra y en esa senda continúan.

 

La economía de Corea del Sur creció un 3,8% en 2014 según las últimas estimaciones, el intercambio comercial con España se ha incrementado notablemente en el sector del automóvil productos de consumo electrónico y telecomunicaciones, productos químicos, energéticos, farmacéuticos y lo cierto es que más allá de ese crecimiento existe aún mucho potencial, así lo ha referido Park Hee-Kwon, Embajador de Corea en España, quien destaca además que la relación bilateral es una sociedad estratégica cuyo fortalecimiento procuran autoridades de ambos países.

 

 

¿Cómo describiría la situación actual de la relación bilateral entre Corea del Sur y España? ¿Qué marca la relación en los aspectos políticos, culturales y de cooperación?

 

La primera imagen que tenemos cuando hablamos de Corea y España es su gran diferencia cultural y su lejanía geográfica, pero son más importantes los lazos que nos unen. Somos dos naciones muy parecidas, por tamaño, población, historia y geopolítica. Y, aunque no lo parezca, también por cultura y por carácter. Nuestras relaciones diplomáticas se remontan al año 1950, y hoy en día colaboramos de forma exitosa en los campos económico, político y cultural.

 

 

 

 

En el terreno económico, mantenemos unas excelentes relaciones bilaterales, con un volumen comercial que superó los 3.600 millones en 2014, un 35% más que el año anterior. Nuestras relaciones políticas han mejorado mucho a raíz de las entrevistas e intercambios de visitas entre altos representantes de los gobiernos de los dos países, entre los que destaca el encuentro entre el Rey Felipe VI y la Presidenta Park Geun-hye en el marco de Naciones Unidas el pasado septiembre.

 

 

 

 

En este encuentro ambos reconocieron que son socios estratégicos y acordaron profundizar y ampliar más la cooperación tanto bilateral como multilateral. A día de hoy ya cooperamos activamente en el marco de organismos y acuerdos internacionales para combatir problemas globales como los derechos humanos, el terrorismo o el cambio climático. Y también son muchos los lazos que nos unen en campos como el arte o la cultura.

 

Ambos países somos conscientes de nuestra importancia estratégica mutua en el contexto geopolítico y económico en el que nos encontramos, que nos plantea retos diferentes a los que nos enfrentamos el pasado siglo. Es por ello que debemos intensificar nuestras relaciones, y para ello es básico mejorar el conocimiento mutuo. Debemos seguir promocionando las visitas de alto nivel y desterrar los mitos entre los dirigentes y la sociedad en su conjunto.

 

 

¿Cuál cree que es el factor diferenciador más importante de España?

 

Son muchos los factores que hacen de España un país especial. Desde el punto de vista económico y empresarial, destacaría principalmente dos: por un lado, los españoles son poseedores de una gran capacidad de organización, creatividad, esfuerzo e implicación, que ha permitido que sus empresas se sitúen entre las primeras del mundo en sectores con un gran valor añadido y fuerte potencial de crecimiento, como las infraestructuras, las energías renovables, las tecnologías de la comunicación, el sector naval y aeroespacial, la automoción o el sector sanitario, sólo por citar algunos ejemplos.

 

Por otro lado, España tiene una posición geoestratégica privilegiada que le permite acceder a mercados de gran importancia: es parte de la UE, es puente entre Europa y África, y sus lazos culturales y lingüísticos con Latinoamérica le permiten ser un excelente punto de partida para acceder a 600 millones de potenciales consumidores.

 

 

 

 

Gracias a estos y otros factores, como el carácter solidario y trabajador de su pueblo, España está saliendo con éxito de la recesión. No es casualidad, que sea uno de los países de la UE que más confianza genera en este momento. Se trata del único país de la eurozona que ha visto sus previsiones de crecimiento revisadas al alza en el último informe del FMI, hasta el 2% en 2015, y por la Comisión Europea, hasta el 2,3%, muy por encima del 1,3% que se prevé para el conjunto de la Unión.

 

 

 

 

Dejando de un lado la economía, España es también un país único en otros aspectos: su riquísimo patrimonio natural y cultural, entre los más importantes del mundo; su gente afable, cálida y apasionada; y su gastronomía, que sigue siendo excelente y rica en matices, combinando la cocina tradicional con las nuevas tendencias culinarias.

 

[Img #11461]

 

Por otro lado ¿cómo afecta la relación con otros países la difícil situación mantienen con Corea del Norte y cuál es el respaldo internacional que reciben en ese sentido desde Europa  y desde España?

 

Corea es hoy en día el único país dividido del mundo, y por tanto, es prioritario resolver el problema del armamento nuclear con Corea del Norte y establecer un clima de confianza mutua que garantice la seguridad en la península coreana, en Asia y en el mundo. El Gobierno surcoreano está poniendo todo su esfuerzo en reestablecer esta confianza, pero a su vez, está firmemente decidido a responder a las provocaciones militares. Resulta lamentable que el pasado mes de noviembre Corea del Norte haya amenazado con realizar una cuarta prueba nuclear.

 

En este sentido, el apoyo de la comunidad internacional es unánime. Los ensayos nucleares de Corea del Norte han sido respondidos con contundentes paquetes de sanciones no sólo desde Naciones Unidas, sino también desde la Unión Europea, que limitó en 2013 la negociación de activos norcoreanos dentro de sus fronteras. Con respecto a España, el Gobierno de Corea le agradece enormemente su contribución a la normalización de la situación en la región.

 

 

 

Una situación como esta puede hacer pensar en Corea del Sur como una región insegura y poco atractiva para el comercio y la inversión extranjera, pero la realidad es muy distinta. La inversión extranjera directa (FDI) en Corea del Sur se incrementó de manera constante entre 2009 y 2012 hasta alcanzar los 163.000 millones de dólares. Por otro lado, la inversión en Corea desde los países europeos alcanzó los 48.000 millones de dólares en 2013, un 77% más que en 2012. Esto significa que los inversores de todo el mundo perciben a Corea como un espacio sólido, seguro y con crecientes posibilidades de negocio.

 

 

 

En el ámbito económico, lo que comenzó a ocurrir en el país al término de la guerra en 1953 es conocido como “el milagro económico de Corea del Sur” y no han sido pocas las teorías elaboradas para explicar tan destacado desarrollo ¿cómo ha conseguido la nación no sólo superar los problemas derivados del conflicto sino transformarse en una de las potencias económicas más sofisticadas del mundo?

 

Efectivamente, a principios de los años 60 Corea era un país subdesarrollado recién salido de una dolorosa guerra. Y dados los recursos del país en aquel momento, sólo había un camino posible: el desarrollo económico basado en una industria competitiva e intensiva en capital humano.

 

Desde la guerra, la política industrial coreana ha ido completando fases que han coincidido con las diferentes décadas, siempre buscando encaminar la economía hacia un futuro más próspero. En los años 60, el Gobierno llevó el peso del desarrollo económico, movilizando recursos y estableciendo planes de desarrollo orientados a la exportación. En los 70, la industria química pesada fue el motor de la política industrial. En los 80 se trató de promover las pequeñas y medianas empresas. Al inicio de los 90 la apertura y la liberalización era completa, y el proceso se completó con medidas de refuerzo motivadas por la crisis del 97.

 

El denominado ‘Milagro del Río Han’ ha sido posible gracias al liderazgo y el espíritu de sacrificio de los empresarios coreanos, al gran compromiso entre las empresas coreanas y el Gobierno, y al esfuerzo de los ciudadanos. Y todo ello acompañado de fuertes inversiones en educación e innovación, que han jugado un papel fundamental.

 

 

 

En la actualidad, el Gobierno coreano se sigue esforzando por aumentar su fortaleza económica de manera que sea capaz de salir con éxito de actual crisis económica, que es casi mundial. La recuperación pasa por reforzar las bases de la demanda interna a través de la estabilidad de precios y la reducción del desempleo. La economía de Corea del Sur creció un 3,8% en 2014 según las últimas estimaciones.

 

 

 

En el aspecto comercial ¿cuál es la situación actual de la relación entre ambos mercados y los sectores de mayor intercambio?

 

 

 

Según datos de la Secretaría de Estado de Comercio, durante el año 2014 el volumen comercial entre los dos países fue de 3.630 millones de euros, lo que supera ampliamente los 2.683 millones registrados para todo 2013. Esto significa un aumento de nada menos que el 35% con respecto al año anterior. España importa de Corea automóviles, productos de consumo electrónico y telecomunicaciones y productos químicos. Y Corea busca en España productos energéticos, farmacéuticos y relacionados con el sector del automóvil.

 

 

Este notable incremento se explica, por un lado, por el espectacular aumento de las exportaciones españolas a Corea durante el último año, que se incrementado un 83% hasta alcanzar los 1.970 millones. Destacan los productos relacionados con el sector del automóvil, que se multiplicaron por ocho, y los productos energéticos, que se multiplicaron por tres. Y por otro lado, por la estabilización de las importaciones que crecieron únicamente un 3,6% con respecto a 2013.

 

Esto conduce a una reversión de la situación de las relaciones comerciales entre ambos países, donde España siempre había contado con un balance comercial desfavorable. La tasa de cobertura para España ha pasado del 67% de 2013 a alrededor del 120% en el año 2014. Todo ello revela el gran esfuerzo realizado por los dos países para poner su comercio mutuo al nivel del tamaño de sus economías. No obstante, ambos países sólo representan menos del 1% de sus comercios totales, por lo que queda mucho por hacer.

 

 

La entrada en vigor en 2011 del Acuerdo de Libre Comercio Corea-UE ¿cómo ha marcado la relación comercial con los países del grupo y especialmente con España?

 

Sin duda alguna, la firma en 2011 del Tratado de Libre Comercio entre Corea y la Unión Europea ha marcado un antes y un después en sus relaciones económicas y comerciales. Este acuerdo llevó consigo la eliminación de un gran número de barreras al comercio tanto de bienes como de servicios, lo que abrió un gran abanico de posibilidades para empresas de ambos lados.

 

[Img #11463]Después de casi 4 años, se puede afirmar que los resultados han sido altamente positivos. De un comercio de bienes de 67.400 millones en 2010, se ha pasado a 75.800 en 2013, lo que supone un incremento de más del 12%. Y se puede decir que ha sido sobre todo favorable para la Unión Europea, ya que este comercio se ha sustentado en un aumento de sus exportaciones hacia nuestro país, concretamente un 42% para este periodo. Si se observa la balanza comercial entre ambas regiones, se puede apreciar cómo a raíz del acuerdo la UE ha pasado de ser netamente importadora a ser netamente exportadora.

 

 

 

En el caso de España, no obstante, aún hay mucho potencial de aumentar el intercambio comercial. El Tratado de Libre Comercio entre Corea y la Unión Europea nos ofrece una buena oportunidad para seguir reforzando nuestros vínculos económicos y comerciales.

 

 

 

 

Además de la relación directa entre ambos mercados, ¿se ha convertido España en plataforma de entrada a otros países de Europa y un puente hacia Latinoamérica?

 

En efecto. Además de la dimensión puramente comercial, no hay que perder de vista la dimensión estratégica de nuestras relaciones. Por sus vínculos comerciales, culturales y lingüísticos, España es para las empresas coreanas un punto de acceso privilegiado para acceder a mercados tan amplios como el europeo y el latinoamericano, al igual que Corea es para España un excelente mercado de entrada al resto de economías de Asia-Pacífico. En este sentido, desde hace años la relación de empresas coreanas y españolas es más de complementariedad que de competencia. Compañías de ambos países han constituido importantes alianzas que les han permitido llevar adelante importantes proyectos, tanto el Latinoamérica como en el resto del mundo. Sólo por poner un ejemplo, Repsol y un consorcio coreano están desarrollando un proyecto de planta de gas licuado en la ciudad de Lima por valor de 3.800 millones de dólares.

 

 

 

La triangulación puede ofrecer grandes resultados, en una región que está en constante proceso de desarrollo y crecimiento económico, y que por tanto demanda fuertes flujos de inversión y know-how. En sectores como el transporte, las infraestructuras petrolíferas y la energía, hay muchas oportunidades donde empresas coreanas y españolas pueden ofrecer de forma conjunta soluciones con el objetivo no sólo de obtener beneficio económico, sino de beneficiarse de su experiencia y de contribuir al desarrollo económico y social de las regiones donde operan.

 

 

 

 

¿Qué otras alianzas estratégicas podrían surgir para llegar de la mano a terceros mercados?

 

No únicamente en América Latina, sino en otros lugares del mundo, compañías de ambos países han constituido importantes alianzas que les han permitido llevar adelante ambiciosos proyectos, como la construcción de una refinería en Turquía por un valor cercano a los 3.000 millones, donde participan Técnicas Reunidas y la coreana GS; el Metro de Riad, por 6.000 millones, y donde colaboran FCC y Samsung; o la planta de lubricantes de Cartagena que construirán conjuntamente Repsol y SK, con una inversión de alrededor de 250 millones de euros. También, hemos visto hace poco que Abengoa ha firmado acuerdos con Daelim y Hyudai E&C para el desarrollo de plantas de aguas y energía. Y la farmacéutica Kern está colaborando con la coreana Celltrion para comercializar medicamentos en España. Y estos son solo algunos ejemplos.

 

[Img #11462]Se están dando importantes pasos para reforzar este vínculo de colaboración. En la última cumbre entre el Rey Felipe VI y la presidenta Park Geun-hye se acordó fomentar activamente el avance conjunto de las empresas coreanas y españolas en terceros mercados. Corea participa como observador en la mayor alianza comercial de Iberoamérica, la Alianza del Pacífico, de cara a intensificar su influencia y su entrada en Latinoamérica. Y el pasado septiembre tuvo lugar en Madrid el I Foro Hispano-Coreano de Infraestructuras, en que las dos partes conversaron sobre maneras concretas para promover consorcios coreano-españoles en terceros países. Esperamos que los excelentes resultados de este encuentro tengan continuidad en un segundo foro que estamos ya trabajando para que se pueda celebrar en Seúl durante este año.

 

 

¿Qué voluntad política o que políticas concretas hay encaminadas a facilitar negocios de España en su país? ¿Qué trabajo se está realizando igualmente para facilitar el desarrollo de pequeñas y medianas empresas y en que sectores encuentran mayores oportunidades?

 

El Ministerio de Economía y Competitividad de Corea recientemente ha puesto en marcha diversos mecanismos para apoyar las actividades empresariales de compañías extranjeras en Corea, y esto puede beneficiar enormemente a las relaciones comerciales y de inversión entre España y Corea.

 

 

 

Entre ellas, me gustaría destacar dos: de un lado, el ICEX, que está contribuyendo de forma importante a una mayor entrada de productos españoles en Corea a través de una excelente labor de asesoramiento, tanto en España como en su oficina comercial en Seúl. En estos días, por ejemplo, la oficina está acompañando a una Delegación de Cataluña que en viaje empresarial por Corea y Japón para atraer inversiones y abrir mercados. Y por otro, Spain Business Overseas, empresa pública que asesora, acompaña y financia a las empresas españolas en sus proyectos en el exterior.

 

 

 

A estas dos iniciativas directas, habría que sumar muchas otras de carácter indirecto, como regulatorias y fiscales. También la extraordinaria labor que están realizando las Cámaras de Comercio e Industria locales y, especialmente, la Cámara de Comercio España-Corea, fundada en 2012 y que agrupa a compañías tan importantes como Samsung, Hyundai, Airbus, Repsol, BBVA o El Corte Inglés.

 

 

 

Desde el lado coreano, no hay que olvidar el importante trabajo de conexión de intereses empresariales que están llevando a cabo la Agencia Coreana para la Promoción del Comercio KOTRA y la Asociación Coreana de Importadores KOIMA. Ello está posibilitando que cada vez más pequeñas y medianas empresas españolas pierdan el miedo y se atrevan a posicionar sus productos en un mercado con tantas posibilidades como el coreano.

 

 

 

 

¿Qué marcos normativos generales o jurídicos están en proceso de mejora o adaptación entre ambos mercados?

 

El principal marco normativo en que se desarrollan las relaciones comerciales entre Corea y España es el Tratado de Libre Comercio Unión Europea-Corea, firmado en 2011, y que prevé una reducción de aranceles de hasta el 98,7% para el año 2016. Como ya he mencionado, este acuerdo ha llevado a un aumento exponencial del comercio entre las dos regiones, incluyendo a España, que ha encontrado en Corea un terreno abonado para productos como los componentes de automoción, los productos farmacéuticos o el vino. A este acuerdo, se suman los esfuerzos de los dos gobiernos para fomentar el comercio y la inversión mutua. Tenemos en vigor desde 2013 un convenio de Seguridad Social.

 

 

 

En Corea se han eliminado las barreras sistemáticas a la inversión extranjera, no estando las actividades foráneas especialmente limitadas; más bien al contrario, el Gobierno coreano desarrolla políticas activas de atracción de inversión extranjera, que incluyen incentivos monetarios y facilidades en las relaciones con la Administración.

 

 

 

¿Qué beneficios ofrece Corea del Sur a la inversión extranjera y qué sectores pueden aprovecharlo mejor?

 

Corea ofrece un ambiente muy favorable a las empresas. Corea es miembro del G20, es la 14ª economía del mundo, la 4ª de Asia, la 8ª potencia exportadora, la 7ª en reservas de divisas, y ocupa el 8º lugar en el ranking de ‘Doing Business’ del Banco Mundial. Y es el único país asiático que tiene firmados Tratados de Libre Comercio simultáneamente con la Unión Europea y Estados Unidos, entre otros. Esta es la razón por la que España incluye a Corea del Sur entre sus diez principales socios comerciales.

 

Estos datos reflejan una realidad, y es que los mercados asiáticos son altamente atractivos para las empresas e inversores españoles y europeos, y esta tendencia va a continuar. La OCDE prevé un crecimiento de la economía coreana del 4,1% en 2015, lo que sin duda ofrecerá nuevas oportunidades de comercio e inversión. Y lo mismo se puede decir de China o los países del ASEAN, para los que el FMI prevé para este año crecimientos del 7,1% y el 5,4% respectivamente.

 

Importantes empresas españolas de sectores como el bancario, el farmacéutico, los dispositivos médicos, las energías renovables y la moda, ya están en el mercado coreano, donde las oportunidades son enormes. Corea es también un país con un gran potencial como mercado de productos de lujo. Y creo que las empresas españolas podrían tener también oportunidades de negocio en otros sectores como el alimentario, el turístico.

 

En su opinión, ¿cuáles son las oportunidades de colaboración más importantes que plantea el futuro inmediato a España y Corea del Sur?

 

Debemos seguir cooperando en la misma línea que hemos seguido hasta ahora. Desde los respectivos gobiernos estamos impulsando acuerdos de colaboración entre empresas de sectores estratégicos, como las infraestructuras, la energía o las telecomunicaciones, para intercambiar conocimientos y experiencias y reforzar nuestras candidaturas a proyectos en terceros mercados.

 

[Img #11465]

 

Este año trataremos de celebrar en Corea las segundas ediciones de los Foros Hispano-coreanos de energías renovables e infraestructuras, que ya se celebraron en España en los años 2011 y 2014 respectivamente. También es necesario aprovechar el importante papel que juegan espacios de encuentro como la Tribuna España-Corea, cuya 9ª edición se celebró en septiembre en Seúl y que se saldó con unos excelentes resultados, o la Comisión Mixta de Cooperación Económica, Científica y Técnica, que ya va por su 4ª edición.

 

En el plano bilateral, debemos insistir en un mejor conocimiento mutuo, que a veces nos falta, a través de la labor política, diplomática y comercial. Estamos trabajando para eliminar las trabas legales y burocráticas que impiden una mejor fluidez de capital físico y humano entre nuestros países.

 

 

 

En la agenda de los dos países está profundizar en un mayor acoplamiento de los marcos regulatorios y fiscales de las inversiones mutuas, así como crear facilidades para el intercambio de capital humano, como los acuerdos de intercambio de estudiantes que ya existen entre destacadas universidades españolas y coreanas; o los Acuerdos de Movilidad para Jóvenes que ambos países estamos a punto de firmar de cara a facilitar el tráfico de menores de 30 años con fines laborales. Sin duda, en poco tiempo lograremos poner nuestras relaciones económicas, políticas y culturales al nivel de la importancia de nuestras naciones.

 

 

 

¿Cómo se percibe a los empresarios españoles en su país? ¿Y sobre las marcas y productos españoles? ¿Qué valoración suelen hacer las autoridades y ciudadanos de su país?

 

Tradicionalmente, España ha sido poco conocida en Corea como país industrializado de alta tecnología y como potencia económica mundial. A mi juicio, esto es debido a que la inversión de las principales empresas españolas en el mercado asiático es aún limitada. Y los ciudadanos coreanos no tienen mucha oportunidad de encontrarse con estas empresas en su vida cotidiana, aparte de marcas de moda como Zara o Mango.

 

Afortunadamente, esta idea está empezando a cambiar. En Corea, España tiene la imagen de ser un país responsable e innovador cuyo sector industrial y tecnológico es capaz de encontrar un hueco en el competitivo mercado coreano.

 

 

 

Productos alimenticios como el vino y el aceite de oliva son muy apreciados, superando en ventas a sus tradicionales competidores. Lo mismo ocurre con las marcas españolas de derivados del cerdo, como el jamón, y también con los componentes para automóviles, los medicamentos, y claro está, las marcas de ropa. Otro sector en que España ha entrado con éxito en Corea, para sorpresa de los propios coreanos, es el de la animación y los videojuegos.

 

 

 

¿Cuáles son las actividades de promoción bilateral más destacadas?

 

Es muy importante impulsar los contactos personales entre autoridades políticas, líderes empresariales y otros agentes sociales mediante visitas de alto nivel, encuentros entre organizaciones empresariales y otras actividades bilaterales.

 

Me gustaría destacar la visita de Estado del Presidente Roh a España en el año 2007. Pero igualmente importantes han sido las realizadas por el Vicepresidente de la Asamblea Nacional Lee Byung-suk a las Cortes Españolas en 2013, y la visita del Ministro Soria a Daegu con motivo del Foro Mundial de la Energía también en 2013. Asimismo, en el mes de septiembre el Ministro de Territorio, Infraestructura y Transporte de Corea, Suh Seoung-hwan, visitó España, acompañado de una importante delegación de empresarios con motivo de la celebración del I Foro Hispano-Coreano de Infraestructuras. Y en este mes, el Presidente de la Korea Communications Commission, Choi Sung-joon, realizó una visita a España con motivo del World Mobile Congress que se celebra en Barcelona.

 

Este tipo de visitas tienen por objetivo afianzar las relaciones políticas y diplomáticas entre los dos países y respaldar los encuentros empresariales que con frecuencia tienen lugar de forma paralela. Dados los buenos resultados de la Cumbre entre la Presidenta Park y el Rey Felipe VI durante la pasada Cumbre del Clima, estamos trabajando para que se puedan realizar nuevos intercambios de visitas de alto nivel. Esperamos que finalmente se pueda producir la visita a Corea del Rey Felipe VI, que sin duda constituirá un hito en nuestras relaciones comerciales.

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados