Viernes, 26 de mayo de 2017
digital económico del negocio internacional de ESPAÑA
Viernes, 26 de mayo de 2017
Actualizada el: 21:39
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos Alameda
Jueves, 29 de mayo de 2014
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Entrevista a Jérôme Bonnafont, Embajador de Francia en España

“Si se confirma la recuperación económica nuestras relaciones comerciales avanzarán decisivamente”

Político con amplia experiencia internacional, pero también en Francia donde ha sido portavoz de Jacques Chirac y jefe de Gabinete de Alain Juppé, Jérôme Bonnafont llegó a España en 2012 para alimentar con su visión europeísta y mediterránea las fluidas relaciones entre ambos países.

Hoy, sorprendido por la capacidad de transformación de la economía española mira más allá de los cimientos que pueden consolidar la recuperación económica y pone su atención en las enormes oportunidades de futuro que una potente acción franco-española puede posibilitar.   

 

[Img #6003]

 

-Usted tiene una gran experiencia internacional. Tras su paso por países como Estados Unidos, Kuwait o la India… ¿Cuál cree que es el factor diferenciador más importante de España?

 

España tiene una ventaja estructural que es el idioma español y la hispanidad. Este factor otorga a España una vinculación global y una capacidad de proyección internacional inmediata. Estamos en plena globalización, por tanto uno de los elementos clave para el futuro de nuestros países es la capacidad de proyección global. Hay un segundo factor sobre el cual todas las naciones tenemos que trabajar mucho, es el factor de la innovación y de la competitividad. El fenómeno más impresionante de las últimas décadas es el crecimiento espectacular de grandes países asiáticos, americanos y africanos, en varios casos… Estas naciones tienen hambre de éxito, demografía joven y con buena formación, capacidades industriales, y gran oferta de servicios. Para afrontar esta globalización debemos adaptarnos. Esto se puede hacer sólo con más innovación a largo plazo que nos dará una ventaja competitiva.

 

 

Tanto en España como en Francia la inversión en innovación es una necesidad vital.

 

 

 

Hemos visto una recuperación comercial de España en los dos últimos años, que demuestra que España puede exportar con éxito, que tiene capacidad de internacionalización, y un saber hacer de gran calidad. Pero sabemos también que si España quiere reducir el paro tiene que reconstruir un sector productivo y aquí la decisión española de orientarse hacia los mercados europeos e internacionales me parece una buena decisión que se debe desarrollar.   

 

 

 -Parece que el entendimiento entre los presidentes de gobierno español y francés está evolucionando mucho mejor de lo inicialmente previsto ¿Qué aspectos marcan hoy las relaciones bilaterales entre Francia y España?

 

Hay dos elementos. Uno estructural y otro personal. El elemento estructural tiene que ver con que somos dos países vecinos que compartimos una misma visión de lo que Europa debe hacer para salir definitivamente de esta crisis. En los meses más duros de la crisis nuestro diálogo y nuestra acción europea no sufrieron divergencias, compartíamos la misma visión: reconocer la necesidad de reformas pero también apostar por el crecimiento mediante la política económica. Es un elemento que nos da una capacidad de acción conjunta. 

 

 

Nuestros dos países entendemos que no se puede invertir sin crecimiento, y la fuente de crecimiento es la política macroeconómica de la Unión Europea.

 

 

En lo personal, aunque nuestros dos gobiernos no tienen el mismo color, pero no es la primera vez que dos políticos de diferentes ideologías son capaces de caminar en la misma dirección,existe un buen entendimiento entre nuestros dos presidentes porque ambos son hombres pragmáticos, que ponen en primera línea el interés de sus países y  que Europa salga de la crisis. La discusión entre ambos no es sobre temas ideológicos sino sobre asuntos prácticos y concretos sobre la mejor manera de actuar contra el terrorismo, sea islamista o de ETA, a favor de la seguridad en Malí donde apreciamos mucho la ayuda de España, contra el paro, en particular el juvenil, o para el desarrollo de nuestras interconexiones. Son temas en los que ambos quieren tomar las mejores decisiones para sus países y para el conjunto de la Unión.  

 

-A nivel económico, según los últimos datos de 2013 que maneja la Agencia Francesa para las Inversiones Internacionales (AFII) España es el séptimo inversor en Francia (inversiones en 34 nuevos proyectos que han creado más de 1.000 puestos de trabajo sólo durante el año pasado), mientras que su país es el segundo que más invierte en el nuestro. ¿Qué evolución cree que mantendrán las relaciones comerciales entre ambos países en los próximos cinco años?

 

Todo depende de la recuperación económica en nuestros países y en Europa. Si se confirma la recuperación nuestras relaciones van a crecer, tanto en inversiones como en comercio bilateral. Nuestra política es animar a las empresas francesas para volver a España porque el aumento de la demanda interna española es una oportunidad de negocio para Francia, y, en segundo término, impulsar la inversión española en Francia.

 

 

 

Ahora mismo existe un desequilibrio demasiado grande entre la inversión francesa en España y la española en Francia. 

 

 

 

Para dar un ejemplo concreto, el PIB de Francia es el doble que el de España, pero el empleo generado por empresas francesas en España es de 300.000 puestos de trabajo, cuando sólo unos 50.000 franceses están empleados en nuestro país por empresas españolas. Creemos que hay margen de progresión para la inversión española en Francia, por eso les queremos animar a cruzar los Pirineos. 

 

-Varias empresas españolas pueden presumir de su éxito en Francia. Pongamos por caso Ebro Foods que acaba de invertir 33 millones de euros, o CT Ingenieros que sigue ampliando su negocio en la zona de Provenza ¿Cómo se percibe a los empresarios españoles en su país?

 

Muy bien. Hay muchos sectores en los que tienen presencia. Con mucho éxito en el sector de energías renovables, por ejemplo, en el que se han firmado acuerdos muy importantes entre grandes grupos españoles y franceses. Pero también en agroalimentación con importantes inversiones españolas en Francia. En el sector textil Mango o Zara son grandes actores en el mercado francés. En los sectores de servicios, seguridad, servicios informáticos, hay muchas empresas españolas que funcionan muy bien en Francia.

 

Por otra parte, la percepción de los empresarios españoles es muy buena. Lo que he descubierto aquí en España es la facilidad de la relación personal entre españoles y franceses.

 

 

 

Es cierto, que encontramos diferencias culturales importantes, de modo de vida, pero existe una facilidad de entendimiento, de comprensión y de construcción de una vinculación personal.

 

 

A condición de aceptar las diferencias que existen es muy fácil para un francés trabajar con un español ya sea en Francia o en España. Puede ver el éxito de la integración española en Francia sólo dando un vistazo a nuestra vida pública. Esto significa la integración completa y fácil de las comunidades españolas que se instalaron y se siguen instalando en Francia. Hay un acogimiento natural y una facilidad de integración y esto vale para la inmigración temporal o definitiva. Sirve para un proyecto personal de corto plazo u otro de largo plazo, para los estudiantes o para los trabajadores. Y observo lo mismo con los franceses que llegan a España, es difícil hacerles regresar a Francia.

 

-¿Y sobre las marcas y productos españoles? ¿Qué valoración suelen hacer las autoridades y ciudadanos franceses?

 

En Francia no sólo son muy populares marcas como Zara, Desigual o Mango… existen muchas otras que están cosechando grandes resultados. Lo que hay que subrayar aquí es que el fenómeno más impresionante de España en los últimos años es la creación de 10 o 20 empresas globales: Repsol, Iberdrola, Telefónica, Talgo, Santander… El éxito en la globalización de estas empresas también se ha visto reflejado en Francia. Y forman el núcleo más importante del cambio estructural de la economía española y de su globalización en los últimos 20 años. El buen funcionamiento de estas empresas hace que España tenga una excelente imagen global. Esto supone que hablar de marcas españolas no sea suficiente para definir la influencia española en la economía mundial o de Francia.

 

 

-En varias ocasiones ha comentado que es necesario estudiar bien la situación de España de cara a 2014, porque este año está marcado por el Gobierno como el del inicio de la salida de la crisis. ¿Las empresas francesas están notando ya esa salida anunciada o mejoría o siguen mirando con cautela el panorama económico?

 

La inversión industrial francesa en España va a regresar si se confirma la recuperación. Cuando Renault o PSA Citroën estudiaron sus inversiones extranjeras se decidieron por España antes que otros países como Rumanía o Turquía, que tienen un coste laboral menor. ¿Por qué? Simplemente por la calidad del trabajo aquí en España, además de la calidad de las infraestructuras y la facilidad de la exportación… son elementos de competitividad global que tienen muy en cuenta.

 

-Constructoras, ingenierías, e infraestructuras suelen liderar la dinámica inversora en Francia, pero también estamos observando un amplio crecimiento del sector I+D… ¿Qué facilidades da Francia a la inversión extranjera y qué sectores pueden aprovecharlo mejor?

 

[Img #6004]El gobierno se está centrando sobre todo en una política económica global que facilite la inversión. Existen dos frentes principales: la reducción del déficit y la mejora de la competitividad industrial. Es muy importante que respetemos el compromiso del déficit al 3% a finales de 2015, y de equilibrio estructural en 2017. Porque eso significará una reducción importante de gastos que mejorará el acceso a la financiación del sector privado. Además de este objetivo, nos marcamos el de impulsar la innovación y la investigación. Hemos elegido 34 sectores industriales para incentivar la inversión en I+D. Por ejemplo, tenemos una herramienta fiscal para que el empresario pueda deducir del importe de sus impuestos hasta un 30% del total de su inversión en I+D. Otro elemento es la reducción de las cargas patronales, que van a disminuir de 30 millones de euros entre 2012 y 2015. Además esta bajada no se va a financiar a través de impuestos nuevos, sino a través de reducciones de gasto. Creemos que estas medidas van a mejorar la competitividad de toda empresa que trabaje en Francia.  

 

-En su opinión, ¿cuáles son las oportunidades de colaboración comercial más importantes que plantea el futuro inmediato a España y Francia? Proyectos de infraestructuras…, sanitarios…

 

Para invertir hay que tener una mentalidad basada en la curiosidad, y en la capacidad de identificar oportunidades. Se trata de un ejercicio muy abstracto o teórico decidir qué sectores representan una mayor oportunidad en Francia porque somos la quinta economía mundial, la segunda de Europa después de Alemania. Por tanto, las oportunidades de inversión pueden encontrarse en cualquier sector: en turismo, en restauración, en servicios, en obra pública, en sanidad, en aeronáutica…

 

Por poner un ejemplo, tenemos un sector, el turismo, en el que podemos tomar acciones conjuntas que beneficien a ambos países. Ambos somos líderes mundiales, y entre nosotros existe un alto volumen de turistas. El año pasado unos 9 millones de franceses visitaron  España.

 

 

Tenemos mucho trabajo conjunto por hacer en un sector en el que ambos somos líderes mundiales: el turismo.

 

 

Pero se trata de un turismo un poco estándar en ambos casos. La media es de 4 días en París para los españoles y una semana en la playa para los franceses. Hay mucho más que descubrir para ambos. Primero, el turismo de congresos que se puede desarrollar mucho más. Segundo, el turismo cultural o temático, de naturaleza, deportivo… Y tercero, el turismo fuera de temporada, en particular para un sector de población como los jubilados. Nuestra agencia público-privada Atout France es una institución que se dedica a la promoción de Francia en España. Para dar un ejemplo de las oportunidades que podemos aprovechar, la nueva línea de Alta Velocidad que comunica Barcelona y París en 6 horas y media, facilita el acceso de turistas españoles a grandes ciudades turísticas de Francia a pocas horas de España. Por ejemplo, pueden disfrutar de zonas como la Provenza, o Midi-Pyrénées en pocas horas y por un precio económico.

 

[Img #6006]

 

-¿Cree que estamos avanzando hacia un mayor entendimiento entre ambos países, o, sin embargo, quedan aún muchos asuntos sobre los que dialogar?

 

Disfrutamos de una vinculación natural y que va a continuar desarrollándose. Pero necesitamos avanzar hacia una visión del futuro de Europa más mediterránea. Es decir, en las próximas décadas tenemos que reforzar nuestra capacidad de acción común con Italia, Portugal y Grecia. Es cierto que la pujanza de Asia es muy notable, pero nuestros vecinos más próximos se sitúan en el Magreb, en el Norte de África y África subsahariana, y en esas zonas es incipiente una pujanza económica que se verá reforzada por el proceso de construcción de una estabilidad política que dará mayor seguridad a las inversiones.

 

 

La acción mediterránea que pueden liderar Francia y España es esencial para el desarrollo futuro de nuestras naciones.

 

 

Y si partimos de una visión más doméstica, diría que estamos centrados en una prioridad: las interconexiones físicas entre Francia y España, que a su vez, facilitan los intercambios culturales y económicos. Si trabajamos en políticas de energía, electricidad, gas, transporte de ferrocarril, marítimo y aéreo, tendremos muchos proyectos que podrán progresar notablemente. Pero necesitamos imaginación y financiación para que evolucionen como merecen.

 

-¿Cómo valora el incremento del interés por aprender español dada la pujanza económica de los países latinoamericanos?      

 

En Francia hay unos 2 millones de alumnos franceses que aprenden español en el colegio, es la segunda lengua que más interés suscita entre los estudiantes después del inglés. Es claramente la tercera, o incluso, la segunda lengua para los franceses. La justificación es sencilla: somos vecinos, son lenguas hermanas es mucho más fácil que aprender el alemán, el ruso, o el chino, y por último, existe una vinculación con Latinoamérica que es un continente con el que Francia siempre ha tenido lazos muy fuertes. Culturalmente, Francia está muy presente en América y es muy respetada. Tradicionalmente, las culturas latinoamericanas suscitan mucho interés en Francia: literatura, música, etc… Por poner un ejemplo, la muerte de Gabriel García Márquez, en Francia ha sido un acontecimiento igual de importante que en España.

 

Por otra parte, también hablaría de la oportunidad que significa el francés para los españoles. En España había una tradición de aprender francés que ha sido sustituida por una generación más centrada en el inglés. Pero la lengua francesa puede ser un punto de diferenciación y competitividad. Sería muy necesario desarrollar una generación bilingüe francés-español, sin abandonar el inglés. Principalmente porque Francia es el primer mercado de España, porque para los españoles es fácil estudiar y trabajar en Francia, y porque el francés es una puerta abierta para mercados importantísimos para España como el Magreb y gran parte de África. Para mí, todo lo que hacemos en los liceos de bachillerato bilingüe en España, con las dobles titulaciones bilingües de universidades españolas y francesas, es la mejor manera de desarrollar nuestras relaciones a medio y largo plazo.

 

Para saber más:

Informe: El atractivo de Francia

Informe: Francia con el pie en el acelerador

 

 

 

Noticias relacionadas Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
empresaexterior │Noticias del comercio exterior y negocio internacional. España
Empresa Exterior • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados